Enviado por : che el 15/5/2014 6:20:00 441 Lecturas

Cocina Valenciana Clotxines a la marinera

Clotxines a la marinera
Esta receta tan de nuestras costas muchos dirán que no es mas que una de las formas de preparar los mejillones . Craso error. La diferencia es substancial y no es otra que los mejillones de nuestra costa, les clòtxines. Solo decir este nombre los diferencia: no están criados en aguas atlánticas en una batéa o almadraba sembrada y cuidada, y por tanto artificial, ni habran cebado sus aguas con piensos de harina de pescado, ni los han cosechado siendo todos del mismo tamaño y homogeneizados, por mucho que se pretenda que es lo adecuado (Adecuado industrialmente). Los nuestros se han criado a su aire pegados a una roca en una rompiente de nuestro Mediterráneo, y han sido recogidos a mano por gente que sabe lo que hace y se la juega contra las olas. Cada uno es de un tamaño y edad diferente, han comido lo que han podido, pero todo natural, y por ello su punto de sabor y textura será diferente, y eso los hará únicos.

Otra de las formas de preparación típica de nuestros deliciosos y mediterráneos moluscos es a la marinera, tan sencilla como deliciosa.

Ingredientes:

- Clòtxines
- Sal
- Pimienta
- Ajo
- Peregil
- Aceite de oliva
- Zumo de limón


Preparación:

En una sartén grande, ponemos los mejillones limpios, sin agua ni nada más, permaneciendo a fuego moderado hasta que se abran.
Sacaremos entonces los moluscos separandolos de la valva de cobertura y cuidando que no se desprendan de la otra, y los arreglaremos en una cazuela plana en círculos.
Del líquido que soltaron en la sartén, tomaremos la mitad y lo colaremos por una tela de trama tupida para dejarlo libre de impurezas y arena, y lo pondremos en la cazuela con las clòtxines.
La pondremos a fuego medio y cuando rompa a hervir se sazona con sal y pimienta, y se deja cocer unos pocos minutos.
Se picarán unos dientes de ajo y un manojo de perejil que se freirán con medio vasito de aceite en una paelleta.
Cuando empiece a freír se vertirá sobre las clòtxines y se mantendrá todo al fuego un poco más.
Se sirven calientes y se pueden rociar al gusto con zumo de limón.