El Noticiero :: P´a mear y no echar gota

La historia de Carlos Henrique Raposo es tan absurda que parece increíble.


La historia de Carlos Henrique Raposo es tan absurda que parece increíble.
Imagen: Raposo fue sensación cuando fue presentado en Francia como nuevo refuerzo.
El Che
Algo equiparable al papel de Leonardo Di Caprio en la gran película Atrápame si puedes en la que un joven estafador se hace millonario mientras lo persigue un agente del FBI encarnado por Tom Hanks.
Datos del Autor: El Che
WebMaster

Como la realidad supera la ficción, en España tenemos al pequeño Nicolás y en el mundo del fútbol el caso de Ali Dia que ya os contamos. Pero Káiser como así llamaban a Raposo, los deja a todos en aficionados. ¿Se imaginan ser futbolista profesional durante 20 años sin saber si la pelota es redonda o cuadrada?, no imaginen porque les traemos otra de esas historias de esas que te dejan con la boca abierta.


Cuenta la leyenda sobre este curioso personaje, que tenía la cara más dura que el cemento, que jugó durante 20 años en equipos de Brasil, EEUU, México y Francia sin saber darle a un balón. Según dicen, su terreno de juego eran las discotecas donde se dedicaba a hacer sus relaciones con futbolistas de élite brasileños de la época consiguiendo así, que le incluyeran como condición para fichar, en la operación de traspaso que los llevaba a sus nuevos equipos. Una vez allí, Raposo, fingía una lesión y pasaba unos meses en el dique seco cobrando y viviendo como un señor.


La historia parece descabellada pero posible para un tiempo limitado…pero duró dos décadas. Según parece, Káiser como le llamaban en honor al verdadero, al gran Beckenbauer, daba el pego con un físico atlético y toneladas de cara dura. Según sus estadísticas, jugó durante 20 años y no llegó a jugar ni 20 partidos, increíble pero cierto. Según relatan jugadores de la época y amigos de Káiser como Ricardo Rocha: “no sabía ni golpear el balón”.


Estos son los números de Raposo.




Pero a estas alturas de la historia se preguntarán cómo va a estar 20 años como futbolista profesional sin saber jugar, pues según parece con artimañas de todo tipo. Desde conseguir señoritas de compañía para todos sus compañeros  con el fin de conseguir favores hasta forzar situaciones tan cómicas y absurdas que podrían salir en cualquier serie de ficción tipo “Aquí no hay quien viva” o la genial “La que se avecina”. ¿Queréis conocerlas? seguro que si.




Cuenta su leyenda (porque suena tan increíble que lo parece) que un día lo tuvieron que convocar porque no quedaba nadie más en el equipo y le tocó salir al campo. Como su nivel era tan pobre y no quería que le descubrieran, se peleó con un aficionado para que lo echaran del campo. Cuando el entrenador entró en el vestuario tras el partido se lo iba a comer pero Káiser que se ve que era un artista del timo le dijo : “Dios me quitó a un padre, ahora que me ha dado otro no voy a dejar que nadie le insulte”. Según cuentan, el entrenador se lo tragó y le perdonó.




Raposo dio el pego durante dos décadas.


Otra de las anécdotas que se cuentan sobre el peculiar “Káiser” es que un día llegó a una presentación y se topó con que había gente en la misma. Le hicieron salir al campo y había un balón para la habitual foto dando los tipicos toques. Ni corto ni perezoso la lanzó a la grada y empezó a besar el escudo y consiguió salir como un grande de una situación muy embarazosa para él.


Otra de las grandes cuenta que era capaz de aparecer con un teléfono móvil de esos de maleta de los 80 y pegarse el pegote hablando en inglés haciendo creer que media Europa iba tras él. Obviamente lo pillaron y es que encima ni siquiera sabía hablar en inglés. Y llegados a este punto, seguiréis preguntando que cómo este tío pudo engañar a tantos clubes durante tantos años…pues él mismo lo explica.


Firmaba el contrato de riesgo, el que duraba unos meses donde conseguía fingir lesiones e incluso forzarlas con la ayuda de compañeros a los que pedía que le golpearan y a los que pagaba con favores como los antes descritos. Así, cobraba durante esos meses, después conseguía otro equipo y así durante veinte años. Lo dicho, el pequeño Nicolás, Ali Dia y el personaje de Di Caprio, unos aficionados. Lo raro es que no fuera español visto lo visto lo que ocurre en este país.


 


 


Fuente: http://colgadosporelfutbol.com/la-his ... bolista-que-jugo-20-anos/


<<- Los 10 alimentos más caros del mundo

Trackback

  • Enlaces utiles (dobleclic selecciona para copiar):
    - URL: : http://softomic.org/modules/article/view.article.php/c9/400
  • - Trackback: : http://softomic.org/modules/article/trackback.php/400
Patrocinadores
Valoracion
10987654321
API: RSS | RDF | ATOM
wWw.SofTomiC.org
 
Los usuarios son responsables de sus propios comentarios.
Autor
Hilo

Design by: Che 2014