El Noticiero :: SofTomiC

Falsos Mitos Paelleros. Mito 1: EL AYUDANTE


Falsos Mitos Paelleros. Mito 1:  EL AYUDANTE
Los "tipicos" sospechosos habituales...
El Che
Vamos con nuestra nueva serie desmitificadora del universo paellero
Esas falsas creencias que muchas veces confunden y añaden ruido al ya de por sí complejo entorno arrocero.
Datos del Autor: El Che
WebMaster

 


Mito 1: “Para hacer una buena paella hace falta siempre un buen ayudante al lado” ¡FALSO!


El ayudante o colaborador para cocinar una Paella, en familia o entre amigos, es con toda seguridad el mito más falso que existe en el universo paelleril. No hay ningún nacido de mujer en la Comunidad Valenciana ni en el resto del planeta que realmente sea un servil operador en el proceso de elaboración. Todos afirman ser maestros. Pero si uno da un paso al frente y cocina, lo único que hará el otro, el que adopta el rol de falso ayudante,  será incordiar todo lo que pueda al que prepara la Paella, es genético, inevitable.


¿Por qué ocurre esto? Es simple, todos los valencianos han desarrollado una habilidad especial, que se torna en maestría con la práctica y el paso de los años aunque no se tenga ni idea ni de cocinar un arroz a la cubana. El ‘Factor RH Terreta’ te convierte en el mejor colaborador y experto en arroces. Por ello es imposible que dos personas de la misma generación acometan dicha empresa, uno como chef y otro como pinche. Ante la Paella solo cabe la postura de macho alfa, en Valencia, y Capità Moro en Alicante, y hay que demostrarlo de forma fehaciente, con actitud y seguridad en uno mismo (las mujeres no necesitan actitud, su autoridad está fuera de dudas y ningún ayudante osa a cuestionar nada de la ‘Santa Paella de tu Madre’)


IMG_3277


Es un hecho constatado que siempre hay mucha gente alrededor de la Paella, personas que simulan tener un cometido o formar parte del boato. ¿Quiénes son estas personas?


IMG_0125



  • El mirón: Es aquel que se acerca para observar, asintiendo con la cabeza en numerosas ocasiones, y como mucho afirmando: “Jo, menuda calor hace! Tiene muy buena pinta…” Acto seguido se gira en redondo y se va.

  • El amigo verdadero: El que se aproxima al paellero con alegría desbordante y una cerveza en la mano bien fría al grito de…: “A mi colega que no le falte de nada!”

  • La señora seria: Suele ser la mujer del cocinero, que intenta aparentar tranquilidad y sosiego pero la procesión va por dentro y susurra a su amiga… “Lo está dejando todo hecho una pena, nos va a tocar arreglar el arroz, otra vez.

  • El pringao: Es aquel encargado de las tareas ingratas como pelar cebolla para la ensalada, ir a por butano o leña, mantener el fuego, ir al supermercado a por las faltas, o abrir la puerta a los invitados que van llegando.

  • El enterao: Alguien que normalmente tiene poca o ninguna relación con el cocinero (como mucho será el cuñado, que para el caso es lo mismo) pero se tomará las licencias necesarias como para cuestionar y rajar del cocinero


Este último especimen es el más peligroso de todos, pues puede alterar de forma definitiva el resultado final de la paella. Y aunque le hayas hecho caso, la culpa SIEMPRE será tuya. Entre las sentencias o cuestiones más frecuentes que acostumbra a plantear este falso ayudante están:



  • “Para mí lo más importante es el sofrito…” (dicho justo cuando el sofrito ya está hecho, claro, y cuando él desde luego no ha hecho una Paella en su vida)

  • “Ya sabes, el agua que llegue hasta los clavos…” (justo en el momento en el que no puedes corregir de agua)

  • “¿Que cómo está de sal? Para mi, sosa, yo le pondría un puñadito más (y cuando la corriges un poco) “uy.. te has pasado, va a salir "sentideta” (salada en el argot valenciano paellero)

  • “Alaaa… te has pasado de arroz, va a quedar empastrada…” (justo en el momento en el que has decidido dejar el arroz que se cocine solo)


IMG_0216


Pero si estas frases han generado tensión, el ambiente se torna insostenible en los minutos finales de la Paella, cuando ya no hay remedio para reconducir la situación y el falso ayudante… siembra la duda, o mucho peor, provoca el pánico diciendo cosas como:



  • ¡Huele a quemado!

  • ¡Sácala ya del fuego!

  • ¡Tápala con papel de periódico y salpícala con agua!

  • Déjala que repose*


(*) Reposar la Paella: Lapsus indefinido de tiempo donde el cocinero se encomienda a Dios y todos los santos, para que aquello cambie de aspecto.


 


Fuente: http://wikipaella.org/blog/falsos-mitos-paelleros-2-el-ayudante/


<<- Un anuncio con dos grandes pechos provoca 517 accidentes de tráfico en Moscú Los 15 castillos más bonitos de España ->>
Trackback

  • Enlaces utiles (dobleclic selecciona para copiar):
    - URL: : http://softomic.org/modules/article/view.article.php/c7/182
  • - Trackback: : http://softomic.org/modules/article/trackback.php/182
Patrocinadores
Valoracion
10987654321
API: RSS | RDF | ATOM
wWw.SofTomiC.org
 
Los usuarios son responsables de sus propios comentarios.
Autor
Hilo


Publicidad

Publicidad

Design by: Che 2014